Studio Essential Fitness

Slam Bag

El saco búlgaro fortalece e incrementa la resistencia física de la mano, muñecas, brazos, hombros, espalda, piernas y músculos rotacionales. También ayuda a mejorar la musculatura del núcleo, coordinación, y la movilidad de hombros y articulaciones. Debido a su forma, material y construcción, el saco búlgaro puede usarse para desarrollar velocidad y agilidad en formas que no son posibles con las pesas y los circuitos de máquinas.

El saco búlgaro rompe la tradición de los aparatos con resistencia estáticos como por ejemplo los pesos libres que se adhieren a un único plano de movimiento (p.ej. creando resistencia empujando o tirando de peso hacia o fuera del cuerpo), usando movimientos de aceleración y deceleración para balancear y rotar el saco en varios ángulos respecto al cuerpo del atleta. Como resultado el saco búlgaro tiene la capacidad de incrementar la fuerza y agilidad del cuerpo de forma completa. El enfoque multi-angular a la gravedad, momento e inercia en ejercicio físico se ha denominado entrenamiento Variable Angular Resistance.

Después del trabajo cardiovascular o entrenamiento con pesas, el cuerpo continúa necesitando oxígeno a una tasa mayor que antes de iniciar el ejercicio. Los intervalos de alta intensidad de ejercicio con el Saco Búlgaro incrementan las tasas metabólicas a niveles mayores que el levantamiento de pesas tradicional y la actividad cardiovascular porque el ejercicio incluye ambos componentes, el levantamiento de peso y movimientos dinámicos rápidos.

Referida originalmente como deuda de oxígeno, este efecto aeróbico después del ejercicio fue establecido como hipótesis por primera vez por A.V. Hill y H. Lupton en 1922.16​ Teorizaron que el cuerpo necesita reemplazar el oxígeno usado por los músculos que han trabajado durante intervalos de ejercicio de medio a intensos. Más recientemente, los investigadores han usado el término "consumo en exceso de oxígeno post-ejercicio" para describir los diferentes acontecimientos que ocurren cuando el cuerpo se restaura a sí mismo a homeostasis, o reposo. La tasa metabólica del cuerpo se eleva durante un periodo mayor después del ejercicio de alta intensidad. Dependiendo del nivel de estrés e intensidad del ejercicio, los incrementos del metabolismo se pueden observar hasta 18–24 horas después.

lightbox[1080 790] lightbox[1080 790]